Martes, 12 Febrero, 2019

¿Infidelidad y Terapia?

¿Infidelidad y Terapia?

Las relaciones extradiádicas son un fenómeno universal. Se estima que alrededor del mundo, cerca del 50%de las personas han estado involucra-das en una relación extradiádica enalgún momento de su vida (Fisher,1992)

Para Afifi, Falato y Weiner (2001) la infidelidad es conceptualizada como la conducta romántica y sexual que se da fuera de una relación convenida de pareja entre miembros casa-dos o no y que cohabitan o no, y quienes tienen una expectativa de mantener una relación formal con exclusividad sexual en sus relaciones iniciales.

De acuerdo a Camacho (2004) en su libro ‘Fidelidad e Infidelidad en las Relaciones de Pareja’, podemos definir a la infidelidad como la ruptura de un contrato, acuerdo o pacto implícito o explícito, en el cual uno de los dos miembros en una pareja, tiene algún tipo de relación con una tercera persona. Si bien esto puede sonar muy claro, a veces los límites de qué es lo que se considera una infidelidad varía de persona a persona. Si bien hay parejas que establecen otro tipo de contratos, por ejemplo los swingers, que realizan intercambio de parejas, también entre ellos existe cierto contrato, sólo que con otras cláusulas o condiciones, quizás esté estipulado que pueden tener relaciones sexuales con otras personas, pero sólo si está presente el otro miembro de la pareja, o tal vez tienen la libertad de tener las relaciones que quieran y con quien quieran, pero deben contarse lo que hagan.”

La infidelidad es un tema estigmatizado, criticado y en general negado por todos. Es decir existe, pero todos niegan que sea normal, hablan de los "infieles" como esas personas que dan vergüenza, o son cobardes, o escogieron el camino más fácil. Cuando estadísticamente es común, y hay infinidad de razones por las cuales alguien puede ser infiel.

Hay distintos motivos por los cuáles alguien puede ser infiel, esto depende de diversos factores, como el género, etapa del ciclo vital de la pareja, etc.

Si en una relación que recién está comenzando o se encuentra en la etapa de galanteo o de consolidación del vínculo se produce o se descubre una infidelidad, es probable que la misma afecte seriamente a la relación y esta no prosiga. Si la infidelidad se da en momentos en donde la relación ya está establecida, los planteos y las dudas son más importantes, porque las personas suelen evaluar lo que ya tienen construido y lo ponderan con relación a lo que pueden perder o ganar con la separación. Como se tienen más cosas en común, ya sea proyectos, bienes materiales, más aún si se tienen hijos, la decisión de la separación suele ser más difícil de tomar en caso de que haya habido una infidelidad. (Camacho, 2004, p.

Las infidelidades se pueden dar en cualquier momento de la relación, aunque es casi imposible que haya un engaño o infidelidad cuando una persona está enamorada. En general, no se suelen dar muchos engaños en los primeras fases de una pareja, pero a medida que transcurre el tiempo la frecuencia de los engaños suele aumentar.

La infidelidad puede ocurrir a nivel emocional y/o sexual. A menudo, la infidelidad emocional y sexual tiene un impacto significativo en la pareja (Boekhout, Hendrick, & Hendrick, 2003). De hecho, muchos/as terapeutas de pareja entienden que las relaciones extramaritales son uno de los eventos más difíciles de tratar en el escenario terapéutico (Whisman, Dixon, & Johnson, 1997)

Un aspecto psicológico importante que se ve afectado por una infidelidad es la confianza, ese elemento intangible pero tan importante para muchas parejas en la construcción y desarrollo de su relación.  

La confianza está relacionada directamente con la autoconfianza, nos menciona Camacho (2004) ‘La confianza se relaciona directamente con la autoconfianza y es necesaria para desarrollar cualquier tipo de vínculo humano. Tanto en las relaciones familiares, como con amigos, socios o parejas el tema de la confianza es clave.’

Cuando una pareja llega al consultorio por infidelidad, podemos identificar que la persona que ha sido engañad@ viene al consultorio confundid@, lastimad@ y su nivel tanto de confianza y autoconfianza ha cambiado.   La persona engañad@ se preguntará entonces si desea continuar, y cómo podrá hacerlo realmente después de lo sucedido. Debido que muchos casos de infidelidad derivan en celos exacerbados a consecuencia de la infidelidad.

Para los que engañan, la situación también es compleja, han sido descubiertos, y es una oportunidad de replantearse si desean continuar con su pareja o si decidirán terminar.

En terapia, consideramos que las crisis son oportunidades, y que las vamos descubriendo a lo largo el proceso terapéutico.  La crisis promueve el cambio. Por lo tanto inclusive en esta situación de infidelidad, se puede llegar a ver como una oportunidad para re-conocer a la pareja, rectificar nuestro objetivos personales y en pareja y decidir lo mejor para nuestro bienestar emocional y psicológico.

Por lo tanto, si llegas a consulta por el tema de infidelidad es una oportunidad para que reflexiones en pareja y personalmente acerca de muchos temas importantes en tu vida: la confianza, el amor, el tipo de pareja que quieres tener, las herramientas que adquirirás individualmente y en pareja.

 

 

Referencias

Afifi, W. A., Falato, W. L. & Weiner, J. L. (2001). Identity Concerns Followinga Severe Relational Transgression: The Role of Discovery meted for theRelational outcomes of Infidelity. Journal of Social and PersonalRelationships, 18, 2, 291-308

Boekhout, B. A., Hendrick, S. S., & Hendrick, C. (1999). Relationship infidelity: A loss perspective. Journal of Personal & Interpersonal Loss, 4, 97-124

Camacho J. (2004). Fidelidad e Infidelidad en las Relaciones de Pareja. Argentina: Durken.

Fisher, H. E. (1992). Anatomy of love.New York: Norton

Whisman, M. A. & Snyder, D. K. (2007). Sexual infidelity in a national survey of American women: Differences in prevalence and correlates as a function of method of assessment. Journal of Family Psychology, 21, 147-154.